desarrollador de software

La profesión que mayores expectativas a futuro representa al día de hoy.

Anteriormente escribí un artículo en el que hice un listado con las 10 profesiones IT con mejores expectativas laborales, en el cual ya mencionaba al Desarrollador de Software, en este caso tratare de explicar porque creo que la profesión del futuro, en términos generales, es la programación de software, esto desde el punto de vista de la calidad de los empleos, la demanda laboral o la cantidad de puestos de trabajo, el estatus social de los profesionales en el área, el nivel de conocimientos necesario para ejercerla y el impacto que tendrá su desempeño en la sociedad. Posiblemente mi visión sobre el tema sea sesgada o subjetiva, ya que yo mismo soy un programador de software, sin embargo tratare de razonar, justificar y sustentar adecuadamente esa afirmación.

No pretendo en ningún momento hacer pensar a nadie, que otras profesiones como la medicina, la abogacía y diversas ingenierías, entre otras carreras profesionales, dejaran de ser muy importantes para la sociedad y mucho menos que vayan a desaparecer, lo que sí está claro es que la informática y las tecnologías de la información, van a ir ocupando cada día mayores espacios dentro de todas las áreas del conocimiento humano y por tanto se requerirá cada vez un mayor número de personal técnico en programación. La robótica y la automatización de las tareas que se realizan en disciplinas como la medicina y la industria, ya en la actualidad es visible que van por ese camino y eso no hará más que acelerarse en los próximos años.


Las expectativas a futuro indican, según diferentes estudios científicos, que aproximadamente el 40% de los puestos de trabajo que existen hoy en día, principalmente los menos tecnificados como personal obrero de limpieza, las personas que trabajan en las estaciones de servicio (gasolineras), recepcionistas, cajeros de los bancos o los comercios, personal de atención al público, quienes trabajan en taquillas de venta de boletos para el cine, teatro u otros eventos, etcétera, serán reemplazados en las próximas dos décadas, por unidades robóticas o informáticas las cuales necesitaran profesionales programadores de software que las programen, quizá esto sea un poco más lento en los países menos desarrollados, pero será la tendencia en el futuro próximo.

El desarrollo de software abarca una variedad de disciplinas tecnológicas

Por su parte los profesionales en diferentes disciplinas, deberán tener mayores conocimientos en informática de los que ya tienen hoy en día, pues esto será casi como es en la actualidad saber leer, escribir y realizar las operaciones matemáticas básicas, todo profesional lo sabe hacer, así mismo será necesario aprender en alguna medida a programar software. Muchas profesiones actuales, se transformaran para adaptarse a los cambios y avances tecnológicos, incluso algunos estiman, que profesiones tan exitosas ahora mismo, como el periodismo, estarían condenadas a desaparecer.

De igual modo, surgirán nuevas profesiones que hoy no podemos estar seguros de cuáles serán, pero si es claro que algunas que en este momento, apenas están comenzando su existencia, como por ejemplo las labores relacionadas con el Marketing Online y el SEO, continuaran creciendo y volviéndose más importantes con el pasar del tiempo. Otra afirmación que es posible expresar sin temor a equivocarse, es que gran parte de las nuevas ocupaciones que nazcan en el futuro cercano, estarán relacionadas a la informática y especialmente al software, su programación y desarrollo.

Se requieren cada día más y mejores programadores de software

Las próximas décadas parecen estar destinadas a convertirse en la era de la robótica y de Internet llevado a otro nivel, por tanto también del desarrollador o programador de software, seguramente en los próximos años se volverán realidad muchas de las cosas que hemos venido imaginando y viendo en las películas de ciencia ficción, quizá no exactamente como las imaginamos, pero si con aproximadamente los mismos resultados. Quizá no exista directamente una robot domestica como la Robotina de los Supersónicos, pero sí es seguro que con el denominado Internet de las Cosas, habrá una gran revolución en la forma como las personas utilizamos los electrodomésticos en nuestras casas.

Con todo el volumen de datos y dispositivos interconectados en red que lógicamente existirán en el futuro, será también necesario un gran número de personas capacitadas en la programación de todos ellos, mientras la cantidad de puestos de trabajo en diferentes áreas industriales actuales, será reducida a su mínima expresión por requerir menor intervención humana, una de las tareas que seguirá indudablemente demandando el conocimiento humano, será la programación de software.

Surgirán nuevas disciplinas relacionadas con la programación

También la seguridad nacional, ciudadana e industrial, requerirá en gran medida de la actuación de especialistas de alto nivel en el desarrollo de software, esos programadores avanzados a los que se conoce como hackers, los cuales formaran parte, cada vez en mayor medida, de los cuerpos policiales, ejércitos y demás instituciones relacionadas con la defensa y la seguridad. La protección frente al llamado ciberterrorismo y los crímenes informáticos en general, será una necesidad creciente de gobiernos, industrias y ciudadanos, en lo cual también se verá involucrado el programador de software durante los años por venir.

Otro cambio importante que se prevé ocurrirá en los próximos 20 o 30 años y que indirectamente incidirá en el auge de los programadores de software, es que las oficinas y lugares de trabajo físicos, se reducirán en gran medida, el teletrabajo se convertirá en la opción más común, ya que con la globalización llevada a su máxima expresión, las empresas contaran con trabajadores ubicados en diferentes partes del mundo, sin importar las distancias que los separen, esto gracias a las aplicaciones de teleconferencia e intercambio de archivos que serán cada día más frecuentes y eficientes, a lo cual el ciudadano común estará mucho más familiarizado que el público actual.

El programador de software como Freelancer

En ese mismo sentido, también el desempeño de profesionales de forma freelance, pasara a ser la alternativa dominante, un FreeLancer podrá aprovechar las ventajas de un mundo interconectado (aún más que en la actualidad), permitiéndole ofrecer sus servicios a un mercado global y así mismo las empresas no limitaran sus contrataciones a su ámbito local, ya que no solo tendrán todas las condiciones tecnológicas para llegar a contactar con profesionales de cualquier lugar del mundo (cosa que hoy en día pueden hacer) sino que ya habrán perdido muchos temores y se habrán acostumbrado a este método de trabajo. Especialmente el programador de software es uno de los profesionales con mayor potencial para el trabajo a distancia por las características de su labor.

Una novedosa fuente de riqueza

Debido a todo lo anterior, concretamente el trabajo de programación y desarrollo de software en sus diferentes facetas, será altamente valorado por la sociedad y por consiguiente remunerado con montos elevados, lo cual ya hoy es una realidad (especialmente en Norteamérica y Europa). Existen varios casos famosos y otros no tanto, de personajes que gracias a sus conocimientos como programadores y sus logros al desarrollar software, han podido alcanzar la riqueza, la fama y un elevado estatus social.

Esto no se limita exclusivamente a casos extremos, como por ejemplo Bill Gates y Mark Zuckerberg, los cuales se pueden entender como excepciones aisladas, sino que conseguir elevados salarios o acuerdos comerciales muy beneficiosos, está al alcance de cualquier programador talentoso, lo cual será aún más común en el futuro. Debo recalcar que estoy hablando de programadores de software talentosos, además para los que se desempeñan en Latinoamérica, es cierto que por ahora es bastante más difícil percibir elevadas remuneraciones.

Califica este artículo...
[Total: 0 Average: 0]

Autor: Néstor Gómez

Académicamente: Ingeniero de Sistemas y TSU en Informática. Empíricamente: Profesor Universitario, Desarrollador de Software, Webmaster/Blogger, Diseñador Digital, Generalista 3D, Freelancer y Emprendedor Online.